El desengaño va en función de las expectativas creadas

unnamed

El desengaño es la pérdida de las ilusiones. La ilusión es la representación sin verdadera realidad, sugerida por la imaginación. Y la imaginación sólo imagina y proyecta. Las expectativas, que tienen que ver con la ilusión y la imaginación, nos hablan de la esperanza de conseguir algo. Y desde luego el tamaño del desengaño tiene mucho que ver con el tamaño de las expectativas creadas. Todos deseamos una pareja chula que se acople a lo que soñamos pero suelen aparecer problemillas cuando aumentamos considerablemente las expectativas que tenemos depositadas en la otra persona. Cuando las aumentamos de forma infantil, como si todas nuestras carencias pudieran vaciarse al ser amados de manera exacta tal y como la ilusión diseña. Proyectamos esperanzas imposibles en el otro en vez de disfrutar del paseo conjunto y muy probablemente en vez de ser pacientes y realistas con el ritmo de nuestra pareja, con sus problemas y con los nuestros, solemos empujar egoístamente para que las cosas sucedan al ritmo que necesitamos para cubrir esas expectativas. Si estás comenzando una nueva relación, por favor, disfruta del paseo, no aumentes tus expectativas y si lo haces porque te gusta, no confundas una ilusión con la realidad. La otra persona no es responsable en absoluto de tus fantasías. Sólo suéñala y ten paciencia con sus ritmos y con los tuyos, a fin de cuentas, estáis empezando algo muy bonito que antes no tenías. Porque el desengaño siempre va en función de las expectativas que te hayas montado y no acaba de ser muy justo que exijamos a la otra persona cubrir nuestras carencias infantiles para que nuestros miedos se disipen. Porque esperanza significa esperar.

No comments

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>