Emociones

 

 

Ataques de pánico

 

Los ataques de pánico, crisis de ansiedad o de angustia, provocan síntomas como un intenso miedo, taquicardias y sensación de ahogo. Pueden durar desde unos minutos hasta horas. Los ataques de pánico aparecen como consecuencia de un prolongado estrés por circunstancias concretas. El tratamiento se centra en esclarecer las causas que los provocan y en el reprocesamiento positivo de las mismas, lo que conlleva la reducción de los ataques, hasta su completa desaparición.

TEPT (Trastorno por estrés postraumático)

 

El trastorno por estrés postraumático aparece cuando la persona ha sufrido, o ha sido testigo, de una agresión física, de una amenaza para su vida o para la de otra persona, entre otras causas. Se manifiesta con una reacción de intenso miedo, horror o indefensión. En el TEPT, la persona re-experimenta la situación negativa vivida o la agresión en forma de pesadillas, imágenes o recuerdos constantes e involuntarios, además de evitar situaciones asociadas al hecho traumático vivido. Como consecuencia, la persona aumenta su irritabilidad, no puede dormir plácidamente y siente una constante ansiedad cuando piensa acerca de lo que vivió (catástrofes, violaciones, maltrato familiar…). Con este tratamiento podrás superar los hechos y lograr una mayor adaptación y capacidad de comprensión acerca de tus respuestas emocionales, sustituyendo la reacción emocional negativa por recursos positivos.

Fobias

 

Una fobia es un trastorno psicológico que se caracteriza por una reacción desmesurada, como un intenso miedo, ante una situación concreta que no representa en verdad, peligro alguno. Los síntomas van desde sudoración, sensación intensa de miedo, taquicardia, sequedad en la boca, cambio de coloración en la piel, voz temblorosa, etc.. Existen muchos tipos de fobias, como por ejemplo la claustrofobia, agorafobia, miedo a volar, a la sangre o a ciertos animales. Las fobias pueden tratarse con eficacia cuando se analiza la primera experiencia que originó el bloqueo emocional. De esta manera podemos cambiar la percepción del trauma y equilibrar nuestra conducta y nuestra reacción ante esa circunstancia concreta que antes desarrollaba la reacción paralizante.

Desorientación

 

Cuando no sabemos qué es lo que queremos para nosotros, entramos en un estado anímico de desorientación que provoca apatía, falta de ilusión y una percepción de futuro incierta. Definir claramente tus objetivos personales y aquello que deseas en tu vida, es uno de los pasos más importantes para poder conseguirlo. Este tratamiento está orientado a todas aquellas personas que quieran determinar y definir con claridad, cuáles son sus cualidades potenciales, sus objetivos personales y cómo alcanzarlos.

Depresión

 

La depresión es un trastorno emocional y afectivo, que nos hace sentir irritables, abatidos y con una profunda y constante tristeza o hastío, y que nos lleva hasta una sensación cansancio y de culpa. La depresión puede estar causada por uno o varios factores y sus síntomas oscilan desde un estado de decaimiento y claudicación psicológica, hasta una completa falta de apetito, astenia o alteraciones del sueño. Es ahí donde podemos perder la capacidad para disfrutar de la vida. El tratamiento se centrará en determinar las causas concretas, así como los comportamientos que prolongan el estado depresivo. Se trabajará un nuevo enfoque con nuevas actitudes positivas, que estimulen tanto la recuperación de la autoestima, como la ilusión del cliente.

Procesos de cambio

 

Los procesos de cambio son etapas donde nuestra vida se reorienta hacia nuevas perspectivas (cambios laborales, separaciones, procesos de duelo…). Estos procesos pueden causar estrés, tristeza o rechazo ante el cambio. La adaptación en un proceso de cambio, requiere nuevos comportamientos para poder ajustarnos ante las nuevas situaciones. Los síntomas son nerviosismo, ansiedad y sensación de vacío ante el cambio.

El tratamiento se centra en la reducción del impacto emocional ante el proceso de cambio, así como su correcta asimilación. Nos enfocaremos en desarrollar nuevas conductas, más adecuadas y favorecedoras para vivir un proceso de cambio fácil, enriquecedor y positivo para el cliente y para su entorno.

X