La monotonía del amante espabilado

tumblr_n0kt6zvCre1qe2ei1o1_500

Todos hemos pasado épocas en las que no queríamos ningún tipo de compromiso con otra persona. Y aunque esta razón parezca suficiente para entender que no queremos iniciar ninguna relación emocional, por el motivo que sea, (aunque suele ser porque te han dado un zapatazo que te has quedado seco), no sólo no aparcamos el sexo en pareja un ratito, sino que más bien comenzamos una invasión a modo de revancha que tiene como fin: cuanto más, mejor. Sin embargo, es estúpido creer que podemos tener sexo sin entrar tanto en la propia intimidad como en la del otro. El sexo enlaza con los sentimientos y emociones de una manera súper rápida, con lo que considerarlo algo externo, o simplemente ocioso,  que no nos conmueve ni modifica, es sencillamente estúpido. ¿No será que nos da más miedo nuestra propia intimidad que la intimidad de la otra persona?, ¿no será que pretendiendo nuestra propia realización sexual nos olvidamos del diálogo sexual y por supuesto de la otra persona?. El sexo vacío nos acaba dejando igual de vacíos, así que si lo querías proteger era tu autoestima amorosa, me temo que follar por follar, solo acaba poniendo un lazo al paquete sorpesa del hastío, y sin duda de la monotonía de lo vacuo. Si estás en esa época cascabelera, por favor, ten sexo cuando quieras y con quien quieras, pero siempre que estés dispuesto a entregarte completamente y a descubrir los secretos y misterios de la persona que hace el amor contigo. Basta ya de hacer el amor a solas cuando estás en compañía. Es emocionalmente devastador para ambos.

No comments

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>